Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Paraguay

Bajante del rio Paraguay obliga a reducir cargas y pone en riesgo comercio exterior

Desde hace varios años el transporte fluvial paraguayo no se recupera por completo. Referentes del rubro aseguran que se está registrando una tendencia a la baja y que las embarcaciones ya trabajan por debajo de su capacidad.
Agrandar imagen Comercio exterior en riesgo
Comercio exterior en riesgo Crédito: GENTILEZA

El comercio exterior, sustento de la economía nacional, se desarrolla en un 80% a través de la hidrovía conformada por los ríos Paraná y Paraguay. Estos causes atraviesan un momento muy complicado ya desde hace un buen tiempo, es más, el año pasado llegaron a niveles mínimos históricos y pese a una leve mejoría en el arranque de este 2022, el presente no es muy bueno y las proyecciones tampoco.

Desde el Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym), indicaron que comenzaron nuevamente a tener complicaciones debido a la bajante de los principales ríos de la zona de Concepción, por lo que se ven obligados a disminuir la carga y que esto está afectando a los consumidores finales, así como a la economía del Paraguay porque se encarecen los precios de los productos importados principalmente.

“Ya desde hace meses una notable sequía afecta tanto al país como a la región, lo que provoca el descenso de los ríos. Las embarcaciones que transportan productos de importación, como electrónica, electrodomésticos incluso los equipos industriales, así como cargas de exportaciones de carbón y madera están viajando con un volumen 20% menor a su capacidad, debido al estiaje en los trayectos. El rio Paraguay es el más afectado ahora mismo”, manifestó Guillermo Ehrecke, miembro del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym).

Resaltó también que si bien en estos momentos no hay una presión para la exportación de granos, preocupa que la situación se extienda hasta la temporada de cosecha de soja, prevista entre enero y febrero.

“Los datos que manejamos es vamos a tener poca agua durante todo este 2022 nuevamente, casi similar al año pasado y tal vez la situación se pueda modificar, estructuralmente hablando desde el punto de vista climático, recién en el segundo trimestre del 2023”, señaló.

Luis Jara, jefe de Hidrología de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP), sostuvo que la navegación normal y sin limitantes se consigue a partir del río con 3 metros por encima del cero en los hidrómetros.

“No obstante, con 2 metros ya se navega con carga casi completa pero se debe fraccionar los convoyes en los numerosos pasos difíciles que presentan los ríos Paraguay y Paraná”, refirió.

RÍO PARANÁ

Según publicaciones de portales argentinos, un informe del Instituto Nacional del Agua (INA) advirtió que actualmente en el límite de Argentina y Paraguay, se registran los niveles de agua más bajos que se hayan detectado en el mes de agosto durante los últimos 25 años.

“Desde 2020 los especialistas advierten sobre la bajante histórica en el río Paraná y su impacto recae sobre la vida ambiental, económica, productiva y social los ciudades aledañas. Aunque en junio el panorama ofrecía pronósticos auspiciosos lo cierto es que los niveles de río volvieron a descender”, señala Infobae.

AGUA POTABLE

Ante la constante bajante del nivel de los ríos y a consecuencia de la falta de lluvias se ve afectado el ciclo hidrológico, la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (ESSAP), informó qué comenzó con la instalación de electrobombas sumergibles en el lecho de aguas superficiales a fin de bombear el agua cruda a los pozos de succión de la estación de bombeo a la Planta de Tratamiento.

Bajante de los ríos Comercio exterior

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso