Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Paraguay

Revelan omisión de autoridades ante información sobre secuestrados

Una excoordinadora de cárceles de mujeres reveló que desde mayo de este año informó a sus superiores sobre el supuesto paradero de Óscar Denis y Félix Urbieta, datos que fueron ignorados y no reportados por el Ministerio de Justicia.
Ana Dina Coronel, exfuncionaria del Penal.

En Paraguay, aún no se terminaba de comprender como Carmen Villalba, condenada por el secuestro de María Edith Bordón, y asociación criminal, considerada de máxima peligrosidad podría tener tanto poder dentro del sistema penitenciario, para obligar a que los restos de su hermano, otro criminal abatido días atrás, sea introducido al penal para que pudiera despedirse; en medio de este bochorno, la sociedad paraguaya quedaba atónito al enterarse que desde hace meses el gobierno, sobre todo el ex ministro de Justicia y actual miembro del Consejo de la Magistratura (CM) Édgar Olmedo, recibió información sobre el paradero o destino de dos, de los tres secuestrados hace varios años y no hizo nada, para comprobar la veracidad, ni tampoco informó a las autoridades pertinentes.

Con el bochorno que se generó por el paseo que se dio al féretro del principal líder del EPP, Osvaldo Villalba, por una de las calles principales de Asunción, el gobierno buscando brindar una explicación al respecto, señaló a la excoordinadora de Establecimientos Penitenciarios de Mujeres, Ana Dina Coronel, como una de las responsables de todos los hechos.

En su defensa, la funcionaria pública llamó a conferencia para brindar un relato de cómo se dieron los hechos, el pasado martes 25 de octubre; pero todo ese relato quedó relegado, cuando la mujer dio a conocer que, desde mayo de este año, informó a las autoridades del Ministerio de Justicia sobre el presunto paradero del exvicepresidente de la República, Óscar Denis, secuestrado por el EPP en septiembre del 2020.

La exfuncionaria de centros penitenciarios mostró a la prensa la comunicación que mantuvo en primera instancia, con el entonces ministro de Justicia, Édgar Olmedo, que, en mayo de este año, le informaba que una de las internas, le proveyó datos sobre el posible paradero del exvicepresidente Denis, que supuestamente se encontraba enterrado en una comunidad indígena de Mbokaja’i, hacia la zona de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay. En sus mensajes menciona que misma información le brindó al director general de Centros Penitenciarios, Artemio Vera; y la respuesta al mismo fue “Excelente”.

Igualmente, informó a esta misma autoridad, que recibió supuestos detalles del destino que tuvo otro secuestrado, el empresario Félix Urbieta, quien aparentemente falleció cuando intentó escaparse de sus secuestradores, arrojándose al río Apa, y de esa forma aparentemente falleció. De acuerdo a los mensajes que envió al exministro Olmedo, incluso se lee que le señaló que esperaba que la información sea compartida con las autoridades competentes, ya sea las Fuerzas de Tarea Conjunta, o incluso a las familias afectadas.

Lo llamativo del caso, es que tanto sorprendió la noticia, que ni las autoridades policiales, ni militares, e incluso la propia Fiscalía de Antisecuestro estaba informada sobre estos supuestos datos que fueron brindados por una mujer privada de libertad, cuyos datos no fueron revelados, para proteger la identidad de la supuesta informante. Pero, la situación no acabó ahí, mientras Coronel revelaba el contenido de los mensajes que mantuvo, no solo con el exministro Olmedo, también la misma información compartió con el que juró días atrás como nuevo ministro de Justicia, Daniel Benítez, cuando aún ejercía el cargo de viceministro de Política Criminal.

De acuerdo a los mensajes el 10, de agosto, la coordinadora de penitenciarías de mujeres, le consultaba si ya se verificó el lugar donde supuestamente estarían los restos de Denis, el exviceministro Benítez le pregunta “¿Cuál?”, y ella reitera el nombre de la comunidad indígena, la siguiente respuesta del alto funcionario fue que “informaría al respecto”. Con lo cual, se desmiente, que el actual ministro de Justicia estuviera en desconocimiento de los hechos.

En este vaivén de información, lo que queda claro es que una parte del gobierno manejaba información delicada sobre el supuesto paradero o destino de dos de los secuestrados, del cual se omitió compartir la información con los investigadores o la familia de los secuestrados.

Familia de Denis busca acceder a la carpeta fiscal

Ante esta situación, este viernes 4 de noviembre, Beatriz Denis, hija del secuestrado Óscar Denis, y su abogado Ricardo Merlo, presentaron una querella adhesiva ante el juez penal de garantías Gustavo Amarilla. Con esta acción judicial, la familia Denis solicita acompañar los procesos de investigación sobre el paradero del exvicepresidente, con el fin de lograr la ubicación de su paradero. La presentación de la querella adhesiva se da ante las presuntas informaciones otorgadas, que hablan de que sus restos estarían enterrados en el departamento de Amambay, información que fueron ignoradas por las autoridades del sistema penitenciario.

Villalba no amenazó con motín

Por otra parte, Ana Dina Coronel, en sus declaraciones ante la prensa insistió que la orden de permitir que ingrese el féretro del líder del EPP, Osvaldo Villalba, a la cárcel del Buen Pastor salió del Ministerio de Justicia para impedir disturbios, no obstante, aclaró que no fue porque Carmen Villalba, hermana del líder haya amenazado con iniciar con un amotinamiento, como señaló en su momento el exministro de Justicia, Édgar Taboada.

Ministerio de Justicia EPP omisión de información sobre secuestrados Ana Dina Coronel

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso