Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales

Crimen de la taxista Claudia Benítez: preventiva para todos los detenidos

Así lo determinó el titular del Juzgado de Instrucción Siete, Miguel Mattos. De esta manera, Juan Andrés Rodríguez, pareja de la victima y Franco Jesús Ramos seguirán con prisión preventiva por la causa de "homicidio calificado".

A dos meses del cruento asesinato de la taxista Claudia Benítez, de 34 años, cuyo cuerpo fue hallado semisumergido con dos puñaladas y signos de golpes dentro de un pozo de una casa abandonada en Nemesio Parma, en la capital provincial, la Justicia ordenó que los dos únicos sospechosos y detenidos que tiene hasta el momento la pesquisa reciban la prisión preventiva.

Según confirmaron fuentes que intervienen en el expediente la ampliación del período de detención afecta a Juan Andrés Rodríguez, de 39 años, pareja de la trabajadora del volante, y para Franco Jesús Ramos de 27, quienes están imputados por homicidio calificado por el vínculo y alevosía y homicidio calificado por alevosía, respectivamente.

Dicha resolución fue firmada el pasado 8 de julio por el titular del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, Miguel Mattos, quien reunió elementos suficientes como para disponer la prisión preventiva para los dos implicados en el caso.

Ni bien se conoció el hecho, el mismo martes 17 de mayo por la mañana, Rodríguez fue demorado en averiguación del hecho por la Policía de Misiones. Una denuncia hecha meses atrás por Benítez por violencia de género lo puso rápidamente en el radar de los investigadores.

Más aún luego del hallazgo del cadáver de Claudia que se produjo un día después y en donde el hombre quedó formalmente detenido como principal y único sospechoso hasta ese entonces.

En tanto, el arresto de Ramos se concretó el jueves 2 de junio en su vivienda del barrio Sol de Misiones II, en un gran despliegue de la Policía de Misiones.

Los investigadores llegaron a él luego que se determinara -mediante el Imei- que el celular de Claudia Benítez estaba nuevamente activo en la zona de Itaembé Miní.

Se estableció que el aparato se había activado con una línea que había sido adquirida de forma legal, lo que facilitó poder ubicar al propietario. El dueño fue entrevistado un día antes y a partir de ello se determinó que había comprado el aparato de buena fe. Como consecuencia de las pesquisas, el comprador dio datos de la persona que vendió el Samsung A12 de la taxista y con esos datos los pesquisas llegaron a Ramos.

Por si fuera poco, otro dato estremecedor es que el segundo detenido es uno de los cuatro acusados por el femicidio de su pareja Marina Da Silva (19), hecho ocurrido en diciembre de 2013.

El cuerpo fue hallado también en un pozo en Campo Bauer, de Nemesio Parma, al igual que el de la trabajadora al volante.

Ramos y los otros implicados por ese caso se encontraban en libertad debido al vencimiento del plazo razonable de prisión preventiva.

Es que si bien la causa fue elevada a juicio y estaba a disposición del Tribunal Penal Dos de Posadas, el debate nunca se hizo y tampoco tiene aún fecha.

Cabe recordar que en primera instancia, tanto Rodríguez como Ramos optaron por abstenerse de prestar declaración indagatoria por recomendación de sus abogados defensores.

No obstante, semanas después optaron por ampliar sus declaraciones y defenderse de las fuertes acusaciones en su contra. El primero fue Rodríguez, quien el pasado 7 de junio y durante más de tres horas ante el juez Mattos negó rotundamente su participación en el crimen y reconstruyó las últimas horas que pasó con Claudia.

Sobre lo que cree que sucedió con su esposa, sostuvo que es consciente de que su concubina tenía una firme vocación por ayudar a los más débiles y que por ello si era por ella pararía en cualquier esquina para ayudar a quien lo necesitaba. Y, en ese sentido, sostiene que por su afán de ayudar al prójimo se pudo haber involucrado en algún conflicto con gente peligrosa.

Por su parte, Ramos pidió ser llevado por segunda vez al edificio judicial el pasado 21 de junio y también se desvinculó del hecho. Se supo, además, que días antes declaró su esposa, quien dijo que el teléfono llegó a sus manos porque se lo vendió otra persona.

En el marco de la causa, por el momento se aguarda que al juzgado lleguen los informes de los celulares incautados a los detenidos, entre otras pericias en el caso.

#Policial #Crimen #Taxista #ClaudiaBenítez #Prisión #Dictamen

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso