Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Politica

Juntos por el cargo: todos quieren ser papa

Dentro de Juntos por el Cambio persisten varios referentes políticos que pretenden la presidencia o por lo menos ser los pre candidatos. Por ahora solo se escuchan voces disonantes dentro de un propio espacio.
Agrandar imagen Macri junto a Larreta
Macri junto a Larreta

A seis meses de un año que promete ser intenso, las fuerzas políticas comienzan a diagramar la oferta electoral para los comicios que en 2023 definirán quiénes tendrán las riendas de conducir el país, que atraviesa un momento de mucha incertidumbre marcado por una inflación que no para de crecer.

En este contexto, la oposición busca hacerse fuerte para bajar al Frente de Todos del poder. En Juntos por el Cambio aspiran a ser gobierno aunque ese sueño se está transformando en una pesadilla. Las elecciones están cada vez más cerca y en Cambiemos no logra ponerse de acuerdo. La ambición de sus dirigentes es muy marcada y el individualismo está por encima de todo, incluso de los problemas que realmente preocupan a los argentinos.

En un país que cada vez que va a las urnas vota al “menos peor”, la ciudadanía ya empieza a mirar de reojo a los candidatos que solo les interesan las encuestas y no ofrecen propuestas claras para cambiar el rumbo de la Argentina. Juntos por el Cambio defraudó a propios y extraños durante cuatro años de Gobierno y ahora intenta limpiar esa pálida imagen que dejó Mauricio Macri.

El camino no es sencillo y se hace cada vez más sinuoso; hay una feroz interna (como para no ser menos que el oficialismo), con peleas permanentes, cada uno tirando para su lado y especulando con posibles cargos, sin ofertas concretas y con disputas permanentes por el poder. Para el 2023 ya son como diez los dirigentes que pretenden ser candidatos y no logran ponerse de acuerdo, algo que no es bien visto por el electorado que está cansado de las peleas de los poderosos con intereses mezquinos. Cada candidato nacional tiene un referente en la provincia de Misiones y todos van en direcciones distintas, no hay consenso, tampoco trabajo conjunto.

El expresidente Mauricio Macri estuvo en el centro de la escena en los últimos días cuando les reclamó a los dirigentes del PRO que tomaran distancia de la agenda "moderada" del radicalismo y profundizaran una estrategia más dura contra el Frente de Todos.

Luego apuntó contra el populismo y señaló como uno de sus creadores a Hipólito Yrigoyen, prócer de la Unión Cívica Radical. El presidente de la UCR, Gerardo Morales, no se la dejó pasar y a través de una carta pública, el gobernador de Jujuy acusó al expresidente de “atacar a la UCR” y “generar otra grieta en JxC”. También deslizó que la verdadera intención de Macri sería romper la alianza que los radicales comparten con el PRO, la Coalición Cívica y el peronismo republicano, para poder confluir con “los sectores de la extrema derecha antidemocrática”.

Otro que se sumó a la interna es el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien aseguró que su decisión de participar como candidato presidencial en las elecciones del 2023, y previamente en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) “no depende de si se presenta Mauricio Macri o ningún otro”. En tanto que la titular del PRO, Patricia Bullrich, salió a cargar contra Larreta y señaló: “la caja no se usa para la campaña. ¿Vas a usar la caja de la Ciudad para la campaña? Empezamos mal", dijo Bullrich, al tiempo que ratificó su intención de ser candidata a Presidenta bajo la promesa de "austeridad" y de mantener un "Gobierno chico".

Juntos por el Cambio Misiones Macri Larreta

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso